Artosca nace hace más de 75 años con un proyecto sembrado con ilusión y ganas de acercar el arte de la tosca a muchos hogares.

Desde siglos atrás, el oficio de tosquero ha sido muy similar a los escultores. Utilizando las herramientas adecuadas, preparamos las piezas de tosca que van a ser transformadas según las exigencias del cliente. Una gran oferta que abarca desde los diseños más clásicos como capiteles, bases y ménsulas, hasta acabados más modernos aplicados al diseño de obra nueva.

Una de nuestras pasiones ha sido siempre la restauración del patrimonio para conservar el trabajo hecho por nuestros antepasados. Restauramos y conservamos la piedra deteriorada dándole el volumen que anteriormente tenía.

La aplicación de la tosca como material para una casa es algo típico de las viviendas de la costa, tanto en interior como en exterior. Chimeneas, arcos, portales, fuentes... Todo lo que puedas imaginar, nosotros nos encargamos de crearlo trasformando las piedras en arte.